No ha sido un año fácil. Más bien, ha sido un año lleno de desafíos. La pandemia visibilizó los problemas de conectividad que existen en nuestro país, en un contexto en donde esto se convirtió en un elemento primordial para el acceso a la educación.

En marzo, tan solo el 60% de nuestros estudiantes podían conectarse a sus clases. Hoy día, esa cifra crece al 93%.

A pesar de esto, y gracias al esfuerzos de nuestros voluntarios, equipo profesional, estudiantes y apoderados, logramos realizar 2.895 mentorías durante el año, con resultados satisfactorios para los niños y niñas que forman parte del programa:

  • El 93% de nuestros estudiante sabe que sus mentores tienen altas expecativas sobre ellos.
  • El 91% declara tener un vínculo importante con su mentor.

Además, el programa de Mentorías alcanzó hitos importantes en el año como la llegada a la Fundación Padre Semería, y la primera expansión a regiones de Formando Chile, llegando a la aldea Cardenal Raúl Silva Henríquez en El Quisco.

Es por todo esto que queremos agradecer y felicitar a nuestros mentores y estudiantes por todo su esfuerzo, empeño y dedicación durante este año. Y aunque el 2021 todavía es incierto, es esperanzador saber que existen las energías para poder seguir alcanzando esta meta que es hacer accesible la educación integral para todas y todos.

¡Gracias mentores! ¡Gracias estudiantes!