Desde principios de este año, nuestro programa de Mentorías cuenta con un nuevo equipo: María de los Ángeles Aldunate (Directora de Mentorías) y María Elisa Córdova (Coordinadora de Desarrollo Integral). Conversamos con ellas para saber cómo llegaron al mundo de la educación y conocer los desafíos que trae este 2021 para el programa. 

 ¿Qué fue lo que te llamó la atención del mundo de la educación?

María de los Ángeles: Desde chica me gustó la educación, pero lo que me hizo entrar al mundo de la educación de lleno, fue ver cómo puede cambiar realidades. Lo que me mueve es saber que puedo ayudar a una persona a alcanzar sus metas con algo tan importante y necesario.

María Elisa: Primero por el tema de la brecha de oportunidades que me ha tocado ver a lo largo de mi vida. Segundo, hel echo de que los profesores y el clima escolar impactan directamente en el desarrollo de los alumnos. Y por último, el tener profesores a lo largo de mi vida que me inspiraron a entrar en este mundo. Estos elementos mencionados, junto con esas ganas intrínsecas de querer hacer un cambio en el país, fueron decisivos para decidir entrar al mundo de la educación. Me hicieron darme cuenta que una de las formas en las que yo podía ayudar era por medio de la educación, por el amor que tengo hacia aprender y entregar mi vida al aprendizaje

¿Cómo conociste Formando Chile? ¿Cuál fue tu primer acercamiento a la Corporación?

María de los Ángeles: Conocí Formando Chile por una amiga que me dijo que me metiera con ella a este voluntariado. Ese fue mi primer acercamiento, en el año 2018, como mentora de dos niños del Colegio Cree en Cerro Navia. Cuando partí, no conocía mucho a la Corporación, pero con el tiempo fui viendo todo lo que se hace en conjunto con los otros programas y lo contentos que están los estudiantes, apoderados y los colegios y residencias del Sename con el programa.

María Elisa: Encontré la oferta laboral del cargo, y fui conociendo e investigando un poco sobre la Corporación, y me fui enamorando cada día más del trabajo, esa búsqueda del desarrollo integral de los alumnos, incluyendo las habilidades socio-emocionales, y la entrega voluntaria de los mentores. ¡Me enamoré al tiro!

¿Cómo describirías el programa de Mentorías y sus logros hasta ahora?

María de los Ángeles: Creo que el programa de Mentorías es una oportunidad para que los mentores y estudiantes puedan aprender entre ellos, creo que es una instancia de aprendizaje mutuo. Se forma un espacio de confianza que en mi opinión facilita mucho el desarrollo de los estudiantes para que logren sus objetivos. El trabajo que se ha hecho en las Mentorías ha sido increíble, es un programa completo, organizado, con voluntarios muy buenos y comprometidos, y se nota la motivación de todas y todos los que lo componen.

Además se ha logrado llegar a muchos estudiantes de varias comunas de la región Metropolitana, y desde el año pasado, de la V región (considero un gran logro poder expandirse fuera de la RM).

María Elisa: Es un programa de apoyo que usa lo académico para un desarrollo integral a través de lo socio-emocional de los estudiantes, en el cual se comprometen no solo los voluntarios/as, los jefes/as de colegio, los mentores y los estudiantes, sino también los colegios, los apoderados y las sedes. Es un ambiente familiar de mucho compromiso y entrega, de un crecimiento personal de todas y todos los involucrados. Es un programa muy completo e increíble, que tiene mucho potencial para seguir creciendo. Necesitamos voluntarios comprometidos para seguir llegando a más lugares de Chile.

¿Cuáles son los principales desafíos para el 2021?

María de los Ángeles: El principal desafío para el 2021 es poder seguir con los buenos resultados que hemos tenido hasta ahora, que se pueden ver en los lazos que se crean entre estudiantes y mentores, la asistencia y retención de voluntarios y alumnos, y en el desarrollo académico y socio-emocional de los estudiantes. Debemos lograr que estos mismos resultados se vean en todos los lugares a los que nos estamos expandiendo.

Mentorías recomienda: