Por Sergio Serrano, ex estudiante de la EFIES

El 40% de los estudiantes que están educando hoy en la enseñanza media pertenecen al sistema Técnico Profesional. ¿Qué significa esto? Que casi la mitad de las personas que hoy están ad portas de convertirse oficialmente en ciudadanos de este país, no saben sobre la importancia que tiene la “política” en cada uno de nosotros.

Esto es, debido a que debemos aprender tanto de los ramos tradicionales como Lenguaje, Matemáticas, Inglés e Historia; como una institución científico humanista. Sin embargo, todas las horas que ellos dedican a las ciencias, talleres electivos o filosofía están reemplazadas en los liceos técnico profesionales por módulos dedicados a la especialidad técnica.

Estos ramos hacen que un estudiante de institución científico humanista tenga una visión mucho más amplia y cotidiana de lo que hoy está pasando en el país o de los procesos que hoy como sociedad estamos viviendo.

El «Estudio Internacional de Educación Cívica y Formación Ciudadana» aplicado a estudiantes de 8º básico, da cuenta que desde la educación básica no se nos enseña la importancia que tiene el “ser ciudadanos” de un país, y nos ubica como el 5º país debajo de la media internacional en conocimiento cívico. A esto se le suma que esta condición no ha mejorado desde el 2009, lo que significa que entre 2009 y 2018 existen 9 generaciones que ingresan a la educación media técnico profesional (que, repito, representa al 40% de la matrícula nacional) sin una noción cultural mínima de lo que es la participación ciudadana. Además, al egresar de IV medio abordan el mundo sin conocer la importancia de mantenerse informado ni saber usar espacios de participación, como por ejemplo el más básico, que es el sufragio.

Vale agregar que en las elecciones presidenciales del 2017, el porcentaje de abstinencia fue aproximadamente del 54% de todos los chilenos, es decir, más de la mitad de los chilenos consideró que no era importante ir a ejercer su derecho a decidir quién nos representará. Mi pregunta es: ¿cómo nos vamos a interesar por algo que no conocemos? Y esto nos deja sin percatarnos, cuando aún es temprano, de que es fundamentamental saber qué decisiones se están tomando hoy en este país y cómo se están tomando.

¿Qué es mejor? ¿El pensamiento de la Derecha o de la Izquierda? No lo tenemos claro, pero este es justamente el punto; la razón de por qué debemos comenzar a informarnos y a hacernos cargo de lo que realmente está pasando hoy en la política. No nos lo dirá la televisión, porque en ella es donde el debate se vuelve repetitivo y mentiroso. ¿Cuántas veces nos hemos sentado a leer el Diario Oficial? Mi punto es que debemos comenzar a pensar también en estas preguntas: ¿Qué hago yo para que mi entorno sea un lugar mejor? ¿Conozco todos mis derechos? ¿Conozco todos mis deberes y los cumplo?

En mi opinión, el cambio comienza por nosotros mismos; en nuestras comunidades. Cuando una persona común y corriente, de cualquier lugar y en cualquier momento, se sienta y comienza a analizar lo que está mal en su propia realidad y se hace cargo de ese problema. Cuando comencemos a reflexionar lo que a nosotros nos hace falta. Cuando abramos los ojos y nos demos cuenta de que la clase política de este país debe crear leyes para representar nuestros intereses y no los de ellos (porque somos nosotros quienes pagan sus sueldos). Cuando entendamos eso en lugar de comprarnos todo lo que nos vende la televisión, podremos generar un cambio. Un cambio por y para nosotros como ciudadanos.

Somos seres sociales. Desde tiempos inmemoriales hemos necesitado el uno del otro para sobrevivir, y por lo tanto, debemos comenzar a mirar hacia el lado y hacernos cargo de lo que cada uno de nosotros necesita. Hacernos cargo de cómo queremos ser gobernados (o más bien, representados) y comenzar a trabajar por ello. Conversar, conocer gente, investigar, buscar fuentes y opiniones, y generar un punto de vista propio, libre de sesgos y fundamentado.

Es por esto que debemos también transmitir y enseñar amistad cívica desde que somos niños, para que el participar activamente de los espacios sociales y el tomar decisiones que nos afectan a todos se vuelva algo cotidiano e instintivo en cada uno de nosotros.

Las opiniones vertidas aquí no necesariamente representan la postura de Formando Chile.